Instituto Dermatológico García-Legaz

Fuentes de luz y láser

Di adiós a marcas, manchas y cicatrices

Rejuvenece y embellece tu piel gracias a las últimas innovaciones del sector.

Somos especialistas en fuentes de luz y láser

Tecnología avanzada en manos expertas

En el Instituto Dermatológico García-Legaz disponemos de una amplia variedad de dispositivos que incorporan la tecnología más innovadora en fuentes de luz y láser, herramientas imprescindibles en la práctica de la dermatología desde el punto de vista tanto clínico como estético.

Solicita tu cita

No esperes más para cuidar tu piel

Principales tratamientos con fuentes de luz y láser

Múltiples beneficios para tu piel

Fotorrejuvenecimiento cutáneo

Gracias al uso de estos dispositivos, podemos tratar de forma eficaz los léntigos solares (esas manchas producidas por la exposición al sol que estropean nuestra piel).

Primero descartamos cualquier signo de malignidad, para después centrarnos en encontrar el tratamiento más adecuado para tu caso particular. Muchas veces, podemos combinar distintos dispositivos para obtener mejores resultados. La unión entre láser fraccionado no ablativo e IPL, por ejemplo, funciona muy bien para mejorar el aspecto de las manchas y rejuvenecer la piel.

Por su parte, el láser CO2 fraccionado (ablativo) es el más potente a la hora de tratar las arrugas más profundas.

Acné y cicatrices de acné

Nuestros peelings y tratamientos con luz pulsada vascular y láser CO2 son perfectos para el tratamiento de esta enfermedad de la piel tan frecuente. A menudo, se combinan con tratamientos orales, con la aplicación de ácido hialurónico o con rutinas cosméticas diseñadas por nuestros especialistas después de evaluar a fondo el estado inicial de tu piel.

Tipos de láser y fuentes de luz

Toda la tecnología que empleamos en el Instituto Dermatológico García-Legaz

Luz pulsada intensa (IPL)

Ideal para multitud de tratamientos dermatológicos por su gran versatilidad, especialmente destacada para combatir las manchas marrones (léntigos), rojas (telangiectasias, eritema de rosácea) así como para el fotorrejuvenimiento.

Frax 1550 (láser fraccionado no ablativo)

Útil para estimular la síntesis de colágeno y conseguir así una piel más joven y mejorar su textura, poros, cicatrices de acné y quirúrgicas, estrías…

Ndyag 1064

Láser vascular para tratar telangiectasias nasales, angiomas y lagos venosos.

Láser CO2

Se centra en eliminar lesiones cutáneas benignas, como verrugas, queratosis seborreicas o lunares. Además, en su modo fraccionado, combate las cicatrices y mejora el tono y la textura de las arrugas más finas.

Preguntas frecuentes

¿Tienes más dudas? ¡Las resolvemos!

La luz pulsada intensa (policromática, divergente y no coherente) destaca por su versatilidad única, motivo por el cual es la tecnología más empleada en el Instituto Dermatológico García-Legaz. Esta tecnología posee múltiples longitudes de onda capaces de actuar sobre distintos cromóforos, como las manchas o los problemas vasculares, lo que permite obtener resultados óptimos en una amplia variedad de tratamientos dermatológicos.

Por otro lado, la luz láser (monocromática, unidireccional y coherente) se caracteriza por su precisión al utilizar una sola longitud de onda. Es más, cada tipo de láser está específicamente diseñado para tratar diferentes problemas cutáneos.

Esta clase de tecnología permite aplicar una variedad de tratamientos enfocados a acabar con diferentes problemas de la piel:

  • Lesiones vasculares: son lesiones en las que la hemoglobina es el cromóforo que absorbe la luz, eliminando los vasos sanguíneos que nos interesan en casos de rosácea, hemangiomas, arañas vasculares y telangiectasias, por ejemplo.
  • Manchas benignas: como los léntigos solares.
  • Fotorrejuvenecimiento y cicatrices: gracias al aumento de la formación de colágeno se obtienen muy buenos resultados para estos cometidos. 
  • Cirugía dermatológica: valiéndonos sobre todo de láseres ablativos, como el CO2, tratamos eficazmente múltiples lesiones benignas, como las queratosis seborreicas o los nevus intradérmicos.

Aunque no es posible reducir a cero los riesgos y contraindicaciones, si los tratamientos son efectuados por profesionales especialistas sus posibles consecuencias se reducen al mínimo. Aun así, en el Instituto Dermatológico García-Legaz queremos que estés bien informado antes de dar cualquier paso.

Contraindicaciones:

  • Embarazo: no hay suficientes evidencias científicas al respecto de los efectos en mujeres embarazadas, por lo que en este periodo se recomienda evitar la aplicación de cualquier tratamiento basado en fuentes de luz o láser.  
  • Infección: si la zona de la piel donde se va a aplicar el tratamiento sufre en ese momento una infección activa, como por ejemplo un herpes labial, tampoco se recomienda su aplicación. 
  • Fármacos fotosensibilizantes: ciertos medicamentos son fotosensibles, lo que significa que pueden ocasionar alguna reacción indeseada en la piel tras la aplicación del láser o la luz pulsada.

Por otra parte, aunque todos nuestros tratamientos son seguros, en muy pocas ocasiones pueden surgir algunas complicaciones o reacciones adversas:

  • Rojeces o edemas que desaparecen con el tiempo.
  • Ampollas, costras y quemaduras.
  • Cicatrices, sobre todo en el caso de los láseres ablativos.
  • Infecciones víricas, bacterianas o fúngicas.

Si quieres someterte a un tratamiento láser o IPL, confía solo en especialistas