Instituto Dermatológico García-Legaz

Todo el contenido está revisado por médicos y dermatólogos expertos en la materia.

Principales causas de la caída del pelo y cómo prevenirla

Causas de la caída del pelo

La caída del pelo es un proceso natural que ocurre cíclicamente para renovar nuestro vello corporal.

Todos perdemos entre 50 y 100 cabellos diariamente, lo cual es completamente normal. Sin embargo, este proceso puede acelerarse debido a diversos factores que debes conocer. 

Por eso, desde Instituto Dermatológico García-Legaz queremos ayudarte a conocer las principales causas en la caída de cabello e identificar si estás experimentando una pérdida más pronunciada de lo habitual para obtener un diagnóstico precoz y abordar el problema de manera eficaz.  

Causas de la caída del cabello

Son numerosos los factores que influyen en la caída excesiva del cabello o en una mayor fragilidad de este. A continuación, te hablamos de cada uno de ellos.

Factores hereditarios

La predisposición genética desempeña un papel importante en la caída del pelo, especialmente en casos de alopecia androgénica

Normalmente, el ciclo de vida de un cabello varía entre 2 y 7 años, con aproximadamente 25 ciclos de renovación a lo largo de su vida. Sin embargo, factores hereditarios pueden acelerar este proceso, comprometiendo así el ciclo normal de crecimiento capilar. 

Algunas señales de caída de pelo por factores genéticos incluyen:

  • Hombres: suele manifestarse con una línea de cabello que retrocede gradualmente desde la frente y en la parte superior de la cabeza.
  • Mujeres: disminución generalizada de la densidad capilar, particularmente en la región del cuero cabelludo superior con ensanchamiento de la raya del pelo.

Cambios hormonales

Las hormonas juegan un papel crucial en la regulación del ciclo de crecimiento del cabello y cualquier alteración puede influir en su salud y densidad.

  • Andrógenos: la dihidrotestosterona (DHT), una hormona masculina presente también en cantidades menores en mujeres, puede acortar la fase de crecimiento del cabello y miniaturizar los folículos en personas genéticamente susceptibles, provocando finalmente la caída del cabello. 
  • Embarazo: durante el embarazo, los altos niveles de estrógenos aumentan la densidad y vitalidad del cabello temporalmente. No obstante, es frecuente experimentar una pérdida masiva y repentina del cabello después del parto, cuando los niveles hormonales regresan a la normalidad.  A esto se le denomina efluvio postparto.
  • Menopausia: La disminución en la producción de estrógenos durante la menopausia puede contribuir al adelgazamiento del cabello y aumento en la proporción de cabello en fase de reposo.
  • Desequilibrios hormonales: condiciones como el hipotiroidismo o el hipertiroidismo afectan al ciclo de crecimiento del cabello. El hipotiroidismo puede causar una caída difusa y generalizada del pelo, mientras que el hipertiroidismo acelera el ciclo de crecimiento, resultando en una pérdida mayor.
  • Tratamientos hormonales: tratamientos hormonales, como los anticonceptivos orales o la terapia hormonal sustitutiva, también pueden influir en la salud capilar. Dependiendo del caso, pueden favorecer una mayor densidad capilar o desencadenar una pérdida de cabello.

Enfermedades médicas relacionadas

La caída del pelo puede estar relacionada con varias enfermedades que afectan los folículos pilosos y el ciclo de crecimiento del cabello y que deben ser tratadas para frenar la caída del cabello.

Entre las principales enfermedades se encuentran:

  • Lupus eritematoso discoide: enfermedad autoinmune que puede causar alopecia cicatricial.  
  • Liquen plano pilaris: condición inflamatoria que afecta los folículos pilosos, provocando su destrucción y cicatrización.
  • Foliculitis decalvante/celulitis disecante: condición inflamatoria que puede provocar cicatrización y destrucción del folículo piloso.
  • Dermatomiositis: enfermedad inflamatoria que afecta los músculos y la piel, pudiendo causar alopecia e interrumpir el ciclo de crecimiento del cabello.
  • Hipotiroidismo: desequilibrio en la producción de hormonas tiroideas que puede resultar en una pérdida difusa de cabello.

El estrés 

El estrés es una respuesta natural del cuerpo frente a los desafíos de la vida. No obstante, el estrés crónico puede afectar negativamente a nuestra salud, incluida la pérdida de cabello, dado que nuestro ciclo capilar es susceptible a estas alteraciones. 

Situaciones de estrés extremo, como traumas emocionales severos o tensiones prolongadas, pueden debilitar los folículos pilosos y acelerar la caída del cabello de manera rápida y generalizada.

Síntomas como irritabilidad, cansancio, problemas de sueño, palpitaciones, sudoración excesiva y problemas digestivos, junto con la pérdida de vitalidad y volumen del cabello, pueden ser un claro indicativo de que estás experimentando estrés.

Trastornos nutricionales

La falta de nutrientes clave como hierro, zinc, biotina y vitaminas del complejo B puede debilitar el cabello y provocar su pérdida. Por eso, mantener una dieta equilibrada con una variedad de alimentos ricos en estos nutrientes es esencial para tu salud capilar.

Factores ambientales

La exposición a contaminantes ambientales, como el humo del tabaco, productos químicos agresivos y la contaminación del aire, puede dañar tanto el cabello como el cuero cabelludo. 

Además, el uso frecuente de herramientas de calor también puede causar daños y debilitamiento capilar.

Especialistas en salud capilar

Ante la presencia de la caída del cabello, es fundamental buscar la ayuda de un dermatólogo especializado en tricología para realizar un diagnóstico preciso, valorar su gravedad y dar con el tratamiento más adecuado para tu caso. 

Estar atento a las siguientes señales de alerta te permitirá recibir atención médica temprana, lo cual es fundamental para mejorar los resultados del tratamiento:

  • Caída abrupta y abundante del cabello.
  • Alteraciones en el ciclo de crecimiento capilar.
  • Disminución de la densidad.
  • Producción excesiva de sebo en el cuero cabelludo.
  • Aspecto del cabello delgado y quebradizo.

Prevención de la caída del pelo

Para prevenir la caída del pelo, además de mantener una buena higiene capilar y proteger tu cabello de agentes agresivos como el sol y la contaminación, puedes seguir estos consejos:

  • Diagnóstico precoz: consulta con un especialista en salud capilar para identificar las causas y recibir un tratamiento adecuado.
  • Dieta equilibrada: incluye una amplia variedad de frutas, verduras, proteínas y ácidos grasos omega-3 en tu alimentación
  • Evita el estrés: practica técnicas como la meditación, el yoga o el ejercicio regular para reducir el estrés.
  • Productos capilares suaves: utiliza productos respetuosos con tu cuero cabelludo, libres de ingredientes agresivos como sulfatos y parabenos. 
  • Reducción de herramientas de peinado: reduce el uso de secadores, planchas y tratamientos químicos para minimizar el daño.  Así como evitar el uso de coletas o peinados muy tirantes ya que pueden dar un tipo de alopecia llamado alopecia traccional.

En resumidas cuentas, conocer las principales causas de la caída del pelo te ayudará a identificar si estás experimentando este problema. En el Instituto Dermatológico García-Legaz, nuestros especialistas tricólogos están equipados con la última tecnología para diagnosticar y tratar la pérdida de pelo de manera efectiva. 

Bibliografía

  • José, M., & Osorio, A. (2020). Caída del cabello: mitos, realidades y… complementos alimenticios. https://www.elfarmaceutico.es
  • Pellús, M. P. (2017). Caida del cabello:: causas y prevención. El farmacéutico: profesión y cultura, (552), 22-26. https://dialnet.unirioja.es
  • Mateu, E. (2020). Caída del cabello:: de las causas al tratamiento. El farmacéutico: profesión y cultura, (590), 23-27. https://www.elfarmaceutico.es

Fact Check

Para garantizar una mayor precisión este artículo ha sido verificado. El contenido incluye enlaces a sitios de medios acreditados, instituciones y organizaciones académicas de investigación y en ocasiones, a publicaciones médicas. Todo el contenido de nuestra web ha sido revisado, no obstante, si consideras que presenta errores,  inexactitudes o que está desactualizado, puedes contactarnos para sugerirnos las correcciones y aportaciones que estimes necesarias. Este artículo tiene un propósito divulgativo y la información aquí presentada es de carácter general. Los servicios mencionados pueden no estar disponibles en el momento de la publicación.

Otras publicaciones

Tambien te puede interesar...